Calle Florida 601 (Casa de Bernardo de Irigoyen)

//Calle Florida 601 (Casa de Bernardo de Irigoyen)

Calle Florida 601 (Casa de Bernardo de Irigoyen)

Fuente: La obra de Francesco Tamburini en la Argentina / Museo de la Ciudad de Buenos Aires
Construido:
Demolido: Parcial, fachada por Florida
Arquitecto: Francesco Tamburini
Fecha de la fotografía: circa 1880

Construído: 
Estado: 
Arquitecto: 
Fecha de la fotografía: 
By | 2014-09-06T23:10:50+00:00 junio 7, 2014|Categories: Uncategorized|5 Comments

5 Comments

  1. Martin 28/06/2014 en 20:20 - Reply

    La fachada por Florida esta amputada, es cierto, pero la planta alta todavia se mantiene con bastante dignidad doblando la esquina. La planta baja se encuentra mas desfigurada por culpa de los locales comerciales que allí se encuentran. Ojala algun día se pueda restaurar y dejarla como cuando alli vivia don Bernardo.

  2. Martin 28/06/2014 en 20:37 - Reply

    Para asomarnos a como era esa casa, les acerco un fragmento del libro “Como los vi yo”, de Joaquín de Vedia, periodista que desarrolló una larga carrera en Tribuna (1894), El Pais (1900) y La Nación (1906). En 1894 lo mandan a entrevistar a Bernardo de Irigoyen a su domicilio y así lo relata: “Me fui a la hermosa casa que ocupaba el ilustre anciano en la esquina de Florida y Tucumán, y solicité se me permitiera verlo (…) Tras una media hora de espera, fui invitado a subir al piso alto, donde en un gran salón suntuoso, lleno de luz, y que en todos los detalles de su moblaje y decorado revelaba la tranquila austeridad confortable en que allí se vivía, hice una antecámara mas, de pocos minutos, al cabo de los cuales apareció, levantando un espeso cortinado, el Dr. Irigoyen …” (“Como los vi yo”, De Vedia, Joaquín; A-Z Editora, 1994). Algunas fotos del interior de la casa fueron publicadas por Caras y Caretas y pueden encontrarse en la web.

    • Ivan Karpov 29/06/2014 en 11:33 - Reply

      Hola Martin!
      Muchas gracias por tu aporte! Esperemos ver la casa algún día recuperada con su fachada corregida, aunque comparando la foto antigua con la actualidad me di cuenta que tuvo una remodelación en algún punto de su vida porque la ochava original era recta y ahora es circular, además de varios cambios en las ventanas que agregan un estilo un poco más francés. Probablemente estas modificaciones fueron hechas a principios de siglo.
      Muchas gracias de nuevo y te mando un saludo

  3. Martin 30/06/2014 en 20:57 - Reply

    Sin perjuicio de lo valioso que sería recuperar su estilo original, conservarla entre nosotros ya es muy importante de por si, atento su significado histórico: en la residencia particular del entonces ministro de relaciones exteriores, Dr. Bernardo de Irigoyen, se instaló en enero de 1881 el primer teléfono del país; el segundo en la residencia del Presidente de la Nación Julio A. Roca y el tercero en la casa del Presidente de la Municipalidad, Torcuato de Alvear (cfr. web de la Comisión Nacional de Comunicaciones). Los aparatos de entonces -cuenta el Lic. en Cs de la Comunicación Diego Rottman en el Blog malas palabras) eran verdaderos armatostes de madera, alimentados a pila y funcionaban con una sola linea de alambre galvanizado tendida sobre pequeños postes ubicados en las azoteas de las casas. El miércoles 5 de enero se produjo la primera llamada experimental entre Irigoyen y Roca (según Rottman, un sobrino de éste habría atendido el teléfono desconcertando al canciller, que cortó la comunicación). En aquella Argentina, donde tan solo 5 años despues de su instalación en USA, el teléfono llegaba a nuestro país, la calle Florida era el centro de todo. Mantener en pie éste y otros edificios históricos es una forma de preservar la ilustre memoria de nuestra ciudad. Finalizo con una cita de Lucio V. Mansilla que Leandro Losada toma de un libro de Adrián Gorelik: “Torcuato de Alvear vivia en la calle Florida, frente casi a la casa de Bernardo de Irigoyen. Este barrio es y continua siendo, histórico. En pocas manzanas a la redonda viven ahora celebridades de nota, representantes de la gloria, del talento, de la fortuna: Mitre, Roca, Irigoyen, Pellegrini, Tejedor, Anchorena. ¡No se qué hace López por Callao!.(“La alta sociedad en la Buenos Aires de la Belle epoque”, Losada, L. Siglo XXI editora, BsAs, 2008). Saludos!

    • Ivan Karpov 02/07/2014 en 23:26 - Reply

      Muchas gracias Martin por tu aporte, es más que interesante. Cuanta historia que tiene nuestra ciudad y que ha sido borrada… esperemos que algún dia este edificio quede tan lindo como supo ser.

Deje su comentario